Las máquinas de escribir

Ojalá las máquinas que alguna vez dominen el mundo sean las de escribir. Lo dice la autora de “El fin del mundo tal y como lo conocemos”, y tiene razón en advertir del peligro que encierran otros tipos de máquinas. Hemos vivido en la era del «antes y después de Cristo»; hay quien dice que ahora deberíamos usar el «antes y después del Covid19»; pero la referencia más precisa hoy ha de ser «antes y después de Google». Dentro de poco, nadie recordará cómo era el mundo previo al conocimiento inmediato. Se ha esfumado nuestra paciencia, queremos saberlo todo ya. Y para conocernos a nosotros mismos necesitamos tiempo. Conectar contigo es un acto de amor que requiere entrega, pero que vale muchísimo la pena porque es única vía a la plenitud.

El comensal que brilla

Hay dos tipos de personas: las que te gustaría que te tocasen al lado en una cena y las que no. El que los demás te consideren parte de un grupo u otro no es consecuencia de tu estatus, ni de las líneas de tu rostro, ni del dinero que ganas, ni de tu familia, ni de tu coeficiente intelectual. Tan solo se debe a si brillas o no brillas. ¿Cómo puedo brillar?, te preguntarás. Conectando contigo, descubriendo qué es aquello que te mueve a levantarte cada mañana y dando el primer paso para conseguirlo. Cuando andas tu propio camino, brillas. Es indiferente que estés a punto de llegar al final o que acabes de comenzar la travesía. Sabes que estás viviendo tu propia vida y desprendes una luz que atrae lo mejor que el mundo puede ofrecerte.

suscripción a nuestro proyecto.  ¿Conectamos?

descubre conectando

© 2020 Knet Conecta. Humanizando la tecnología

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey YouTube Icon